domingo, 22 de marzo de 2015

HALEP LA REINA DEL INDIAN WELLS

La rumana corona una gran semana
Luego de avanzar a la final sin jugar por la ausencia de Serena Williams, Simona Halep (3ª) no dejó pasar la oportunidad y venció a Jelena Jankovic (21ª) por 2-6, 7-5 y 6-4 para quedarse con el título de Indian Wells, el undécimo y más importante en su carrera.

Partido irregular, con errores y lleno de quiebres (18°) que terminó quedando en manos de Halep en dos horas y 37 minutos de acción. Luego de un inicio pálido, impreciso y con algunos problemas en su movilidad, la rumana reaccionó a tiempo, salió de un momento delicado en el segundo parcial y finalizó con los brazos en alto para su tercera conquista en 2015.

En el inicio del partido, Jankovic había tomado el control rápidamente a raíz de varios factores. De su lado, la mayor iniacitiva y la solidez; y del lado de Halep, sus imprecisiones y la gran cantidad de oportunidades desperdiciadas.

La serbia empezó a desarmar el encuentro en el sexto game, al ponerse 4-2. Hasta ahí, en cada uno de los cuatro games que ganó tuvo chances de cederlos. Y los últimos dos levantó un 0-40 con su devolución y un 40-15 con su saque, con tres errores seguidos (18 en el set) de la rumana, que, a pura impotencia, hizo estrellar su raqueta contra el piso.

Jankovic no dejó pasar la oportunidad, favorable en el marcador y en el aspecto anímico. Incluso volvió a sacar adelante dos puntos de quiebre en contra para ponerse 5-2. Ahí, con una rival totalmente desolada, la exnúmero uno del mundo se adueñó de la primera manga.

Todo parecía en manos de Jankovic, que logró quebrar tras una doble falta y un revés a la red de Halep. 2-1 para ella, mientras la rumana, a poco de haber recibido asistencia médica por un problema en un pie, se agachaba entre punto y punto y se tomaba la cabeza en cada cambio de lado. Algo no estaba bien.

Sin embargo, la serbia no lo supo cerrar. Halep mostró algo de reacción al ponerse 3-2 al frente y terminó de meterse en el partido tras salir de dos momentos delicados con su devolución, en el 3-4 y 4-5. Puño cerrado, otra actitud, menores errores y tres juegos consecutivos para quedarse con la manga por 7-5 y forzar su set decisivo.

Con errores y un juego deslucido, la historia empezó a inclinarse a favor de Halep. La rumana tomó el control en el séptimo game al ganar su servicio, algo que sólo ocurrió en uno de los últimos ocho juegos. Ahí, la diferencia. Con un 5-3 de distancia, lo terminó cerrando con su devolución para el 6-4.

Alegría para Halep, a raíz de su primera corona en un Premier Mandatory. Para la serbia, en cambio, la sensación de haber dejado correr una buena oportunidad de volver a ganar un título después de dos temporadas, desde su consagración en abril de 2013 en Bogotá.

Foto: Getty Images

No hay comentarios:

Publicar un comentario