lunes, 26 de diciembre de 2016

SVITOLINA Y SUS ANHELOS PARA EL 2017

La ucraniana no estará con Henin en el inicio del año
Tras irrumpir en el Top 20 dos años atrás, Elina Svitolina tuvo un 2016 de firme consolidación: tres finales WTA (con título en Kuala Lumpur), segunda semana en Roland Garros, cuartos en los Juegos Olímpicos y salto al N°14 del mundo, su mejor marca histórica.

Aquel crecimiento estuvo signado por dos victorias más que significativas: ante Serena Williams, nada menos que en los Juegos de Río. Y frente a Angelique Kerber, en el Premier de Beijing. ¿El agregado? Ambas eran por entonces las N°1 del ranking.

Todo ese progreso Svitolina lo gestó bajo la tutela de Justine Henin, quien este año no podrá acompañar a la ucraniana desde el arranque. "Tuvimos un año muy bueno juntas, pero hoy está a la espera de su segundo hijo", explicó Svitolina, en diálogo con el Courier Mail.

Tiempo atrás, había marcado a Henin como una pieza clave en su "fortalecimiento mental": "Justine compitió a un nivel altísimo y sabe cómo ayudarme en ese sentido, algo que quizás es difícil para quien no lo vivió", enmarcaba.

Pero Svitolina sigue con la vista hacia arriba, con el Top 10 en la mira y una nueva ambición: convertirse en el mayor exponente tenístico de la historia de Ucrania. A nivel femenino, ya lo logró. Incorporando la ATP, aun tiene terreno por recorrer para alcanzar a Andrei Medvedev, ex-N°4 del mundo y finalista de Roland Garros 1999.

"Mi gran objetivo es superarlo. Estoy trabajando muy duro para ello", confió. "Jugar para mi país es muy especial, por eso la victoria [ante Serena] en los Juegos fue increíble. Me enorgullece ser parte del éxito deportivo de Ucrania".

Foto: Getty Images

No hay comentarios:

Publicar un comentario