miércoles, 12 de julio de 2017

FEDERER: “ESTOY ENCANTADO DE CÓMO ESTOY JUGANDO. POR SUPUESTO QUE PODRÍA JUGAR MEJOR, PERO TAMBIÉN MUCHO PEOR”

El suizo en conferencia de prensa
A menos de un mes de cumplir 36 años, Roger Federer sigue haciendo historia en el tenis y ahora mantiene vivo el sueño de lograr el récord, en solitario, de ocho títulos en Wimbledon. El suizo disfruta cada paso, como el de este miércoles, con su quinto triunfo en fila sin ceder un set, tomándose revancha ante Milos Raonic en cuartos de final, justo en su partido Nº100 en este Grand Slam.

Federer consiguió otra marca para la historia, ya que se convirtió en el primero en acceder 12 veces a semifinales en La Catedral. Por ahora, el helvético tiene el récord de siete coronas en el mítico césped de Londres, junto con el estadounidense Pete Sampras. Pero sin dudas, a él también lo movilizó haber llegado al centenar de encuentros en semejante certamen, el más tradicional del mundo.

"No lo puedo creer: 100 partidos son muchos y estoy feliz de que mi cuerpo me haya llevado hasta aquí durante todos estos años. El tiempo era perfecto, la grada maravillosa haciendo la ola, en la central de Wimbledon, no es algo que puedas verlo todos los días. Estoy muy feliz de estar en semifinales", expresó en la conferencia de prensa.

Este choque, sumando su 89ª victoria en Wimbledon (récord total), fue especial, ya que eliminó a Raonic, cuando el canadiense había sido su verdugo en semis de 2016. Aquel partido, además, había sido el último del año pasado, ya que por lesión se perdió, como nunca antes en su carrera, media temporada completa.

Consultado sobre las derrotas de Rafael Nadal, Andy Murray y Novak Djokovic, el suizo contó: "El peligro siempre estuvo ahí para todos. Espero que Novak esté bien de su lesión, que vi que se retiró. Rafa luchó hasta el final contra Muller y lo mismo para Andy, aunque vi que tenía molestias. Espero que se recuperen bien y estén listos para los torneos veraniegos de Estados Unidos".

"Es una pena que no puedan seguir, pero hay otras grandes historias en el resto de los jugadores que siguen en carrera en Wimbledon. Previamente, ya pude predecir que Cilic iba a hacerlo bien aquí. Lo de Muller ha sido increíble y Querrey ya demostró el año pasado lo que vale, derrotando a Novak. En tanto, Berdych, mi próximo rival, ya estuvo en la final acá, es muy buen amigo mío. Es bueno ver a otros peleando aquí y yo estoy feliz de que mi sueño siga adelante", agregó ante los medios.

Y llegó la consulta sobre cómo observa su juego en este certamen. "Estoy encantado de cómo estoy jugando. Por supuesto que podría jugar mejor, pero también mucho peor. Es cierto que las condiciones cambiaron ligeramente con respecto a otros años. El césped está un poco lento por el calor y ahora está menos rápido que la primera semana, pero tienes que ajustarte a las condiciones. Yo estoy contento con mi tarea", dijo el suizo.

Para Federer y sus millones de fans, la meta está más cerca. Apenas dos triunfos lo separan del soñado octavo título en La Catedral, para aumentar su marca tope a 19 Grand Slam. En enero, tras el citado parate de seis meses, volvió y se impuso en el Abierto de Australia, contra Nadal en una finalísima, mientras que ahora quiere otro pedazo de gloria.

Foto: Getty Images

No hay comentarios:

Publicar un comentario